GALERÍA Día del periodista

La historia del gobernador que fundó el primer periódico de San Juan y fue destituido

Era Salvador María del Carril, un joven abogado, que defendía la libertad de culto. El periódico solo tuvo dos ediciones.

martes, 8 de junio de 2021

El miércoles 29 de junio de 1825, fue un día histórico para San Juan y también para el periodismo. Esa jornada salió el primer número de El Defensor de la Carta de Mayo, el primer periódico sanjuanino, que llegó de la mano del entonces gobernador de la provincia, Salvador María del Carril. El periódico, que solo vio la luz dos ediciones separadas por quince días, y su hacedor, tuvieron un final poco feliz.

Al periódico lo cerraron y Del Carril fue destituido como gobernador. ¿La causa?:

Salvador María del Carril fue gobernador de San Juan entre 1823 y 1825. Era joven y abogado, defensor de ideas liberales, seguidor de Rivadavia. Defensor de derechos individuales, surgidos en la Revolución Francesa.

De ideas de avanzada, fundó el periódico para defender una carta constitucional que estableció por primera vez, entre otras cosas, la libertad de culto. Esto provocó reacciones de sectores conservadores, que terminaron destituyéndolo.

Se supone que varios ejemplares fueron destruidos porque se conservan pocos. Lo mismo sucedió  con la documentación referida a la gobernación de Salvador María del Carril, que intentó ser borrada de la historia.

Las ideas del gobernador de San Juan, eran de avanzada y bogaban por las libertades individuales. Así fue que instaló la primera imprenta en la provincia, pero sus intenciones duraron poco. La libertad de culto que promovía la carta constitucional, fue quedada si efecto tras la destitución del gobernador.

Según escribió Félix Lonigro, Salvador María del Carril no está entre los personajes más conocidos de nuestra historia; sin embargo fue un jurista y político argentino, liberal, unitario, soberbio y arrogante, cuya actuación pública se caracterizó por haber sido el primer ministro de economía que tuvo el país, el primer vicepresidente argentino, y por haber sido uno de los primeros 5 integrantes que tuvo la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Uno de los puntos más controvertidos de la Carta era la introducción, pionera en el país, de la libertad de cultos, medida en realidad simbólica, pues sólo había una persona de religión no católica en todo San Juan, el médico y boticario norteamericano Amán Rawson.

Junto con ella, expresaba varios de los principios que se harían infaltables en constituciones posteriores —como la igualdad legal o la prohibición de la esclavitud— aunque era mesurada en su aplicación; por ejemplo, no cambiaba el estatus jurídico de los esclavos ya existentes, limitaba el ejercicio de la libertad de expresión a no atentar contra la autoridad gubernamental, y aunque señalaba al pueblo como sede de la voluntad general, limitaba la representación política a los vecinos en una forma de voto calificado.

Varios de los principios de derecho que introducía ya habían sido señalados de manera vinculante por la Asamblea del Año XIII.

Fue durante esta época cuando editó el primer diario de San Juan.