VIVIR MEJOR Deporte

Unidos por el amor y el deporte

Mes del Adulto Mayor. Eduardo y de su esposa Estela, ambos de 72 años eligieron ser deportistas y ya son campeones de la vida.

martes, 27 de octubre de 2020

Según diversos estudios, la práctica de la actividad física a partir de los 60 años aporta múltiples beneficios, como la mejora del sistema cardiovascular y respiratorio, pero también de una gran satisfacción emocional, sensación de bienestar e incluso prolongación de la vida.

Y es que el ejercicio físico consigue que los adultos mayores se mantengan activos, enérgicos, capaces, fuertes y saludables. Tal es el caso de Eduardo y de su esposa Estela, ambos de 72 años quienes son deportistas a nivel nacional y se conocieron con 17 años en la práctica del patinaje artístico.

Con 55 años de casados, a este matrimonio los une no solo el amor por su familia, sino también el deseo de compartir juntos su pasión por el deporte.

Emma Tobares conocida como “Estela”, modista por oficio y deportista por pasión, fue ganadora de los Juegos Evita 2019 en Tejo. Pero el aislamiento a causa de la pandemia no le impidió seguir con su rutina diaria de caminatas; esta vez desde su casa.

“Todas las mañanas camino una hora sin parar. Mi patio no es grande, todo lo contrario, pero eso no me impidió a seguir con mi rutina, porque sé que me hace bien, física y también emocionalmente”, expresó Estela.

Por su parte Eduardo Muñoz, o también apodado “Tony”, agregó, “Nos une el deporte, la familia, los hijos y nuestros nietos. Es difícil pasar tantos meses en aislamiento, pero entendemos el valor que tienen nuestras vidas, por eso todos los días en casa practicamos tejo o juegos de pelota. Es una forma de seguir adelante, le ponemos ganas a la vida y llegar a esta edad con esta energía, es impagable”.

Ambos practican tejo y son integrantes del equipo de Newcom (vóley adaptado para adultos mayores), además participaron de los Juegos Evita consiguiendo grandes logros y un centenar de camisetas de todos los deportes por los cuales ambos practicaron, como por ejemplo el título de árbitro internacional de hockey sobre patines alcanzado por Eduardo. Sin dudas, echan de menos la convivencia con sus pares, pero saben que deben cuidarse. Son un ejemplo de que la vida en los adultos mayores puede estar llena de alegría, optimismo y actividad física.

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE