SOLIDARIDAD En Rawson

De la calle al fútbol, y del fútbol a murales del barrio

La escuelita de fútbol está en el barrio La Estación. Para canalizar la energía, en este año de pandemia, los pequeños jugadores pintaron un mural en su barrio.

jueves, 22 de octubre de 2020

Contener a los niños, darles una actividad física y transmitirles valores de trabajo en equipo y solidaridad fueron algunos de los objetivos que se propuso Gabriel Marinero a la hora de crear a pulmón una escuelita de fútbol en el barrio La Estación, que está en Rawson.

Así fue que poco más de 20 niños y niñas empezaron a ocupar su tiempo libre y despuntaron las ganas de pegarle a la pelota. Muchos fueron los encuentros y los partidos que les permitió compartir con sus pares momentos inolvidables.

Pero el 2020 llegó con muchos cambios para ellos, como para el resto del planeta. La pandemia de coronavirus los encerró y no pudieron seguir en la escuelita de fútbol. Sin embargo, el alivio les llegó en septiembre pasado, cuando los invitaron a formar parte de los vecinos del barrio que pintarían más de 200 metros de murales, para cambiar la cara del lugar.

Entonces fue que, protocolo mediante, con cubrebocas, guardando distancia y bajo la supervisión de la Municipalidad de Rawson, impulsora del proyecto, los niños se volvieron artistas.

Además de pintar, pudieron expresar en sus dibujos todo lo que hacen en la escuelita de fútbol.

“Imposible no es nada”, dice el enorme cartel con letras amarillas estridentes que forma parte del mural. La frase está rodeada de niños y niñas jugando al fútbol. Esto es lo que resume lo que sienten los vecinos de barrio y lo que quisieron plasmar en el mural barrial.

Son 200 metros de esperanza que buscan dar vida al lugar, pero también desestigmatizarlo. Y para ello, estos niños formaron parte de un grupo de unos 80 vecinos que hicieron cinco murales.

En ellos plasmaron la idiosincrasia del lugar. Desde murgas, hasta música popular, pasando por el fútbol, el ciclismo y hasta el cuidado del medio ambiente, mural que fue pintado por las mujeres que se dedican a limpiar el barrio.

Lo que se busca con este proyecto, que surgió desde la Municipalidad de Rawson, es embellecer unos 200 metros de pared, a través de la realización de 5 murales que reflejen la identidad de toda esa comunidad. Están en el Pasaje Saldaño, entre calle Frías y Lemos.

La escuelita

Gabriel es un joven que vive en el barrio La Estación. Empezó a jugar al fútbol con 7 amigos y lo hizo con camiseta prestada. Hasta que se dio cuenta un día que los niños del lugar andaban en la calle y no tenían una actividad que los contuviera.

Entonces, a pulmón, decidió reunirlos y armar una escuelita de fútbol. Pasó mucho tiempo para que tuvieran sus propias camisetas que recibieron por la donación de un papá, pero eso no los desanima ya que encuentran en este deporte una actividad que los contiene.

«Empezaron a jugar y después les daba un jugo con una factura. Pero me quedé sin trabajo y solo nos quedó el fútbol. No tenemos ayuda de nadie, pero igual les hace bien», contó Gabriel.

El muchacho dijo además que «lo bueno es que les enseño a planear jugadas, los niños se pasan toda la semana con la cabeza ocupada en eso, hasta llegar al partido del sábado. No piensan en nada más, ni nada malo. Ese es el objetivo de la escuelita. Ahora, con la pandemia estamos parados y deseosos de volver. Los niños necesitan mucho esto».

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE