SALUD Para saber más

La clave de prevenir la ceguera infantil

La retinopatía del prematuro es la principal causa de ceguera infantil. En San Juan se trata desde el nacimiento y con los controles necesarios, logran desarrollar la visión normal.

sábado, 21 de diciembre de 2019

El médico oftalmólogo Pablo Larrea es el creador del sistema ROP 21, a través del cuál se puede hacer un seguimiento de todos los bebés nacidos prematuros y así controlar la evolución de la visión. El profesional destacó en esta nota con NotiSalud, la importancia del control del embarazo y el seguimiento, a través del control de fondo de ojo, de los bebés prematuros. También, resaltó, son fundamentales los controles de rutina a todos los niños, con un seguimiento anual hasta lso 7 años, cuando termina de desarrollarse la visión.

¿Qué es la retinopatía del prematuro?

«La principal causa de ceguera infantil es la Retinopatia del prematuro, y se puede prevenir. Se da en los bebés prematuros y es prevenible cuando la tratemos a tiempo. Hay otras patologías que son congénitas, por alguna malformación ocular, o el glaucoma y cataratas congénito, que con controles periódicos y obligatorios que se hacen a los niños recién nacidos, en la mayoría de esos casos los detectamos y los sacamos adelante».

¿Cómo se trabaja en la provincia?

San Juan cuenta con una de las terapias neonatales hospitalarias y privadas mejores del país, en las cuales el control de oxígeno neonatal es muy importante. Y los oftalmólogos controlamos a los niños a un mes de nacido, una vez por semana hasta que salen adelante.
Entonces, desde el 2006 hasta ahora, gracias al equipo de gente, la  Fundación contra la ceguera infantil y el sistema ROP 21, llevamos controladas todas las terapias, todos los niños prematuros que nacieron en San Juan, 3800 niños controlados, ningún niño ciego y 340 bebés tratados.
Cuando empezamos era un grave problema (el seguimiento), porque los niños cuando nacen están con el nombre de la madre, se iban a la casa y volvían  con el nombre del padre. Era un lío y muchos no volvían. Hoy hay una conciencia del control, pero hace 10 o 12 años, muy pocos lo hacían.

Se me ocurrió un sistema en el que podíamos poner los protocolos y sólo el sistema avisaría cuando venía o no el niño. Hoy el sistema lo hemos cambiado, agregado cosas, y el sistema hoy hasta manda mensaje a los celulares de los profesionales. Además desde este mes (en referencia a Mayo cuando fue realizada la nota), se levantará una aplicación para toda Latinoamérica. Cada terapia neonatal o cada oftalmólogo que ingrese podrá usar el sistema a través de los celulares.

¿De qué otra manera se puede prevenir?

La prevención primaria es que no haya tantos partos prematuros. El control en el embarazo es muy importante, el control de embarazos complicados y que se ha madurado el bebé con corticoides. Ya en la terapia, aquel bebé que nace prematuro, tiene que tener un control estricto de oxígeno e infecciones y los oftalmólogos controlando el fondo de ojo.

¿Qué otros cuidados hay que tener para mantener sana la visión de los niños?

Hoy los controles normales del niño sano, nos llevan a los controles estrictos que tienen que hacer los papás y los colegios sobre la visión. Porque el niño no sabe si ve bien o no, nadie le dijo. Entonces a veces un ojo ve bien y el otro no. El otro no. Ese es el que se llamaba ‘ojo vago’, hoy llamado ojo ambliope que si ahora lo agarramos a tiempo, le ponemos la corrección óptica necesaria y lo estimulamos tapando un ojo y el otro, sacamos adelante muchos ojos que antes no veían. Entonces los controles tempranos, al mes, a los seis meses, al año y a los tres años;  y después una vez por año. Así podemos saber cuando hay miopía, astigmatismo. Si hasta los 7 años, desarrolla su visión normal, de ahí en mas no hay que preocuparse, que tendrá visión toda su vida. El problema es cuando no lo afecta alguna patología cuando no desarrolla visión.-

FUENTE: NotiSalud ( https://www.notisalud.com.ar )

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE