CULTURA Tendencias

Halloween, una fiesta infantil y terrorífica para los niños

Halloween se ha convertido en una de las fiestas favoritas de los niños. En ella, los niños se disfrazan de personajes terroríficos e intercambian y comen caramelos.

miércoles, 30 de octubre de 2019

Halloween se ha convertido en una de las fiestas favoritas de los niños. En ella, los niños se disfrazan de personajes terroríficos e intercambian y comen caramelos. Esta celebración de origen anglosajón puede ser una buena experiencia para tratar algunos miedos infantiles. Los niños se enfrentan de una forma lúdica y divertida a personajes que les suelen causar miedo, desmitificando la figura terrorífica.

 esta fiesta infantil se ha convertido en una de las favoritas de los niños y se celebra en guarderías y colegios. Aunque no es una fiesta típicamente originaria de España, en los últimos años se celebra cada vez más. Esto se debe en parte a la influencia que ejerce la televisión en nuestra sociedad.

El día de Halloween es una ocasión para disfrazarse de una manera especial, terrorífica y sobre todo para disfrutar con otros niños.

 esta fiesta infantil se ha convertido en una de las favoritas e los niños y se celebra en guarderías y colegios. Aunque no es una fiesta típicamente originaria de España, en los últimos años se celebra cada vez más. Esto se debe en parte a la influencia que ejerce la televisión en nuestra sociedad.

El día de Halloween es una ocasión para disfrazarse de una manera especial, terrorífica y sobre todo para disfrutar con otros niños.

Esta celebración además puede ser una buena experiencia para tratar algunos miedos infantiles. Los niños se enfrentan de una forma lúdica y divertida a personajes que les suelen causar miedo, desmitificando la figura terrorífica.

El origen de Halloween poco tiene que ver con el significado que adquiere esta celebración en la actualidad.

  • Hay que remontarse casi 3.000 años atrás cuando los pueblos celtas esperaban la llegada de los espíritus de los muertos. Esta fecha coincidía con el final del año celta y con el otoño, que simbolizaba el paso de la muerte al renacer de la vida. Estas creencias suscitaban temor y respeto en la gente de aquella época. De forma que, por aquel entonces, surgieron todo tipo de rituales, unos como protección de los espíritus, otros de ofrendas a los antepasados.
  • Con la llegada del Cristianismo, este tipo de rituales fue perdiendo su carácter pagano y se comenzó a celebrar El Día de Todos los Santos. De hecho, el término original de la palabra inglesa Halloween proviene de «All hallow´s eve», que significa precisamente eso.
  • Durante la Edad Media algunos bandoleros aprovechaban la credulidad de la población y se disfrazaban de “espíritus” para conseguir sus fines. De ahí podría venir la costumbre de disfrazarse.
  • Hacia la mitad del siglo XIX, los emigrantes irlandeses trasladaron la celebración celta a los Estados Unidos. Allí se festejó públicamente con un gran desfile, en Minesota, en el año 1921. El 31 de octubre, los niños recorrían las calles vecinas disfrazados, portando una calabaza vaciada con una vela dentro encendida. Llamaban de puerta en puerta pidiendo comida, el llamado “trick or treat” (truco o trato). Si no obtenían recompensa, había que atenerse a las consecuencias. Hoy en día los niños piden golosinas o dinero y si no les dan, responden con una broma.