SALUD Nutrición

La alimentación de los niños que toman poca leche

El calcio de la leche es importante para el esqueleto y los dientes. Si el niño toma poca leche se le pueden ofrecer otros alimentos ricos en calcio

lunes, 28 de octubre de 2019

Todos los mamíferos pasamos por un periodo de lactancia exclusiva, seguido de otro en el que vamos probando otros alimentos, hasta que finalmente dejamos de mamar. Aunque a partir de entonces la leche no es indispensable, sigue siendo un excelente alimento, sobre todo como fuente de calcio. El calcio es necesario para formar los huesos y los dientes. La ingesta adecuada diaria de calcio va aumentando desde un mínimo de 200 mg en el recién nacido, hasta un máximo de 1300 mg entre los 9 y 18 años. Un litro de leche de vaca aporta 1200 mg.

Hay muchos alimentos que contienen calcio. Son especialmente ricos en dicho mineral:

  1. Pescados: entre los blancos o poco grasos están la dorada, el besugo, el gallo y la lubina. Entre los azules o grasos el boquerón y las sardinas, sobre todo si los comemos con sus espinas.
  2. Carnes: no hay ninguna especialmente rica en calcio. Por ejemplo, 100 g de filete de ternera tiene 10 veces menos calcio que 100 g de leche.
  3. Yema de huevo.
  4. Verduras: las espinacas, el brécol y las judías verdes. La berza o los grelos, aunque son menos populares, contienen aún más calcio.
  5. Legumbres: la soja, las alubias, los garbanzos y, en menor medida, las lentejas. Con soja se elabora una bebida que, por su color blanco, muchos denominan «leche» de soja. Pero el término «leche» no debe usarse para las bebidas de origen vegetal. Las bebidas de soja contienen una cantidad de proteínas similar a la leche de vaca, pero tienen poco calcio, a no ser que se les añada para enriquecerlas.
  6. Cereales: el trigo y, sobre todo, la avena.  
  7. Frutas: las aceitunas, las naranjas, el kiwi y los higos.
  8. Frutos secos: las almendras y las avellanas.

Fuente: enfamilia.es

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE