SALUD Para tener en cuenta

Cómo prevenir la meningitis bacterial en los niños

En esta nota Infochicos te cuenta que es la enfermedad, cómo se previene y cuáles son los síntomas

jueves, 15 de agosto de 2019

En esta nota Infochicos te cuenta que es la enfermedad, cómo se previene y cuáles son los síntomas

¿Qué es la Meningitis?

El meningococo es una bacteria que provoca enfermedades graves, como meningitis (inflamación de la membrana que cubre el cerebro) y sepsis (infección generalizada). Estás enfermedades pueden tener consecuencias fatales o dejar secuelas irreversibles como amputaciones, la pérdida de audición o secuelas neurológicas graves

¿Cuáles son los síntomas de la meningitis?

Los síntomas de meningitis pueden variar de acuerdo a la edad del niño. En lactantes es más frecuente que se presente con irritabilidad, fiebre, rechazo al alimento, mayor tendencia al sueño que lo habitual y/o llanto intenso, contínuo e inconsolable. En niños, sin embargo, puede presentar dolor de cabeza, tendencia al sueño, irritabilidad, fiebre, diminución del nivel de conciencia, sensibilidad a la luz (fotofobia), rigidez del cuello y/o náuseas y vómitos. Los síntomas de la meningitis pueden ser similares a los de otras afecciones médicas; por lo cual ante los mismos siempre se debe consultar a un médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se previene?

La vacuna antimeningocócica conjugada tetravalente (ACYW) protege contra la enfermedad meningocócica invasiva y sus complicaciones. Las formas más frecuentes de presentación de esta enfermedad: meningitis y sepsis (infección generalizada).

Estrategia de vacunación

Existen dos esquemas diferenciados según etapa de la vida:

Lactantes

  • 1era dosis: 3 meses de vida
  • 2da dosis: 5 meses de vida
  • 1er refuerzo: 15 meses de vida

Adolescentes

  • Una dosis única: 11 años

La vacunación de lactantes tiene el objetivo de proteger de la enfermedad al grupo etario más vulnerable y con mayor riesgo de enfermar y morir.

La vacunación de adolescentes es una estrategia complementaria que ofrece no sólo la protección directa del grupo vacunado, sino fundamentalmente la disminución de la transmisión de la bacteria desde los adolescentes (portadores más frecuentes del meningococo, en nariz y fauces) a los lactantes; ofreciendo así una protección indirecta para aquellos niños que no estén vacunados

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE