SALUD Hábitos

Cómo hacer que los chicos duerman temprano

Fijar una rutina de entrada y salida de la cama, evitar comidas excitantes en la noche, repetir las rutinas antes de acostarse, dejarles ver que la cama no es un castigo y dejar de lado los videojuegos son pautas para lograr que los niños duerman las horas que necesitan.

miércoles, 17 de octubre de 2018

Según los expertos, dormir menos horas de las necesarias puede incluso alterar el crecimiento normal del niño, repercute en el rendimiento escolar y en su humor. Según recientes investigaciones, puede crear importantes problemas de conducta en los pequeños.

Horas de sueño

La pauta más importante para lograr que el niño se vaya a la cama a la hora adecuada es lograr crear una rutina de sueño para él. ¿Cómo? El primer paso es determinar cuál debe de ser la hora de irse a la cama. Un bebé recién nacido precisa dormir 16 horas al día. A medida que el pequeño crece, se reduce, según la siguiente progresión: 15 horas diarias a los tres meses de vida; 14 horas al año de edad; 13 horas a los dos años; 11 horas a los cinco; diez a los nueve años; nueve horas a los 14 años; y ocho horas a partir de la mayoría de edad.
Crear un rutina de sueño en el niño implica que no solo la hora de acostarse debe ser la misma, también la de levantarse. Contar con horarios fijos facilitará que el pequeño acepte sin protestar irse a la cama a su hora.
¿Cómo hacer para que los niños se vayan a la cama temprano?

Es muy sencillo, lo que se debe hacer es acostumbrarlos a que se acuesten temprano y entre más pequeños se les enseñe, mejor, porque luego es sumamente complejo. En el caso de los niños pequeños, lo importante es que los padres dejen a un lado la falsa creencia que los niños de ahora tienen una ‘pila’ diferente a los de hace 20 años, porque el comportamiento humano sigue siendo el mismo, lo que pasa es que los hábitos y las costumbres han cambiado. Lo primero que hay que hacer es no dejarse dominar por los hijos y para ello los padres deben ser autoridad y enseñarles lo que es correcto y apropiarse de su rol.

¿Cómo se crea el hábito para enviarlos a la cama?

A partir de la costumbre y generando un estimulo para el niño, que se convierta en agradable y esto se logra haciéndole ver que si duerme las horas suficientes le va a costar menos trabajo levantarse, va a estar de mejor ánimo y su rendimiento escolar será mucho mejor por la atención y concentración. Esto beneficia al niño y al papá y por tanto la relación entre ellos. Además, para crear el hábito, las rutinas deben ser constantes, es decir, que si se le dijo un día a dormir a cierta hora, debe hacer lo mismo el resto de días, sin excepciones.

¿Es recomendable acostarse con ellos?

No es recomendable porque cuando se adquiere un hábito también se adquieren las costumbres que van asociadas a ello. Es decir, si los acostumbramos a leerles un cuento o acostarnos con ellos para que se duerman, el día que no pueda hacerlo por compromisos o alguna otra circunstancia, el niño no va a poder dormir. Además, es una dependencia psicológica totalmente inadecuada porque cuando el niño llegue a la adolescencia va a generar una serie de comportamientos adaptativos.

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE