EDUCACIÓN Aire Libre

La primavera, un buen momento para cuidar el jardín con los chicos

Los niños ayudan a cuidar el jardín realizando tareas sencillas, como por ejemplo regar las plantas o quitar las hojas secas. En los casos en los que no tengamos un jardín, bastará con regalarle una maceta para que lleve a cabo estas tareas y sea él mismo quien aprecie los resultados.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Llega la primavera y una buena forma para enseñarle hábitos a los chicos es incentivarlos a cuidar el jardín de casa y las flores. Desde que los niños son pequeños podemos enseñarles la importancia de cuidar el medio ambiente y, ¿qué mejor manera de empezar que con el espacio que tenemos más cerca? Si cuidamos el jardín con su ayuda, esas tareas los convertirán en personas más responsables, sensibles y aprenderán una nueva actividad para divertirse.

Los niños también ayudan a cuidar el jardín realizando tareas sencillas, como por ejemplo regar las plantas o quitar las hojas secas. En los casos en los que no tengamos un jardín, bastará con regalarle una maceta para que lleve a cabo estas tareas y sea él mismo quien aprecie los resultados.

Otra opción para disfrutar con los pequeños de la jardinería es crear un pequeño huerto  y plantar tomates, lechugas, pimientos, guisantes, judías, etc. Cuando tengamos que recoger todo y podamos incluso cocinar con ello, los niños se sentirán muy orgullosos de su trabajo.

No nos olvidemos que esta actividad, además de ser educativa, tiene que ser algo divertido. Si se lo mostramos como un hobby y no como una obligación, conseguirán aprender mucho más rápido y no se cansarán.