DEPORTES De viaje

Agua y diversión en los Juegos Evita de chicos especiales

Los sanjuaninos disfrutaron de un hermoso día en el Río Paraná. Fue en el segundo día de competencia.

jueves, 23 de noviembre de 2017
Bien temprano por la mañana la delegación sanjuanina, que disputa los Juegos Nacionales Evita Discapacidad, se dispuso a realizar la clasificación general en el prestigioso Hotel Gala. Allí, los encargados de la delegación distribuyeron a cada uno de sus deportistas, en diferentes sectores de control donde profesionales realizaron exámenes exhaustivos.

En dicha clasificación los chicos son evaluados por médicos y psicólogos, los cuales determinan el grado de discapacidad que presentan, con el fin de determinar la categoría en la cual competirán. Pasada la parte tediosa de la competencia, los más chicos trasladaron su alegría desde los pasillos al comedor. Como desde el primer día, San Juan brilló por su comportamiento y su simpatía particular. Las canciones y los afectuosos saludos, muestra la esencia de nuestra provincia, algo que muchos valoran, pero pocos tienen.

Pasada las doce del mediodía, llegó uno de los momentos más lindos de la jornada. Eduardo Paéz, deportista de nuestra delegación, cumplía sus 16 años rodeado de hasta ayer desconocidos, hoy por hoy amigos. Uno de los más regalones, recibió una hermosa sorpresa de parte de sus profes, una rica torta, la cual compartió con cada uno de sus nuevos amigos.  No solo su frescura y muestra de afecto por doquier marcan el aprecio de los profes hacia él, si no el espíritu de solidaridad que brota por sus poros a la hora de ayudar a sus compañeros. A pesar de su dificultad motriz y mental, Edu siempre se encarga de guiar a sus compañeritos ciegos en los traslados de un lugar a otro. Un claro ejemplo de vida, que marca la grandeza de estos chicos y el caluroso lazo que los une, el amor.

Luego de la rica comida, llegó el momento más lindo y emotivo de la jornada: La playita. Así denominaron los chicos a la hermosa costa artificial a orillas Río Paraná, lugar donde los grandes volvieron a ser chicos y los más pequeños… los de siempre.  Los juegos, las fotos y las risas fueron el común denominador los actores principales y de aquellos que se pusieron, por unos minutos, en el papel de espectador de una imagen digna de película.

Mañana llegará la parte formal de estos Juegos, la competencia, donde nuestros chicos buscarán dejar todo por representar a su provincia. Pero por un día nuestra delegación fue la campeona de la mejor copa, la de la FELICIDAD

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE