CULTURA Astronomía para niños

Un viaje al universo: La esfera celeste

En esta entrega, Stella Malaroda, la reconocida doctora en Astronomía, explica todo sobre la esfera celeste que se observa en el cielo.

martes, 20 de junio de 2017

Por Stella Maris Malaroda

 

La esfera celeste

“Cuando en la noche observamos el cielo desde un lugar descampado, sentimos que somos el centro de una esfera sobre la que se ubican todos los astros. Eso fue también lo que sintieron los antiguos astrónomos y de allí surgió la figura de “La esfera celeste”.

Matemáticamente hablando, la esfera celeste es la esfera infinitamente distante sobre la cual vemos proyectadas a las estrellas. Dicho de otro modo, es la representación convencional del cielo como una envoltura esférica sobre la que aparecen proyectados los astros.

En el centro de esa esfera se encuentra el observador. Un observador situado en un punto cualquiera de la superficie terrestre tiene la sensación que esa superficie se halla cubierta por una esfera hueca que se denomina comúnmente “cielo”.

Sobre la esfera celeste cada astro tiene una posición, que se denomina “posición aparente”. La línea que une al observador con el astro se denomina “visual” y es la que indica la dirección, pero no la distancia a la cual se encuentra.

La “distancia aparente” entre dos astros está dada por la diferencia entre las visuales dirigidas a ambos. O dicho de un modo más preciso, es la distancia angular sobre la esfera celeste. Su valor se expresa en grados sexagesimales. El diámetro angular de un astro como el Sol o la Luna, se define como la separación angular de las visuales tangentes al cuerpo  Los diámetros angulares del Sol y la Luna son muy similares y del orden de 31 minutos de arco, o sea 31´. En las estrellas este diámetro es imperceptible desde Tierra”.