EDUCACIÓN Astronomía para niños

Un viaje al universo: “El sitio de observación, la Tierra”

En el primer capítulo de su libro, Stella Marys Malaroda exlplicó de manera sencilla qué son y para qué sirven los puntos cardinales.

viernes, 24 de marzo de 2017

 

Por Stella Maris Malaroda

Nosotros estamos sobre la superficie terrestre y desde allí, en principio, realizamos nuestras observaciones astronómicas. Pero, ¿cómo nos ubicamos sobre esa superficie para decirles a otras personas qué objeto estamos mirando para que ellas puedan también hacerlo?.

 Los puntos cardinales

Nos podemos ubicar sobre la superficie terrestre estableciendo los puntos cardinales: Este, Oeste, Norte y Sur de nuestra posición. Pero, ¿cómo ubicamos estos puntos especiales?. Si tenemos una brújula o un GPS lo podemos hacer sin problema pues esos instrumentos nos indican los puntos cardinales directamente.

¿Cómo hacemos si no contamos con ellos? De día, podemos guiarnos por el Sol para marcar uno de esos puntos y luego así determinarlos otros tres. Sabemos que el Sol sale por el Este y se oculta por el Oeste, aunque en realidad, lo que debemos decir es que el Sol sale por un punto cercano al Este y se oculta por un punto cercano al Oeste. Por ello, si vemos la salida o puesta del Sol, ya habremos ubicado a dos de los puntos cardinales, deberemos ahora ubicar los puntos cardinales Sur y Norte, ¿cómo lo hacemos?.

A lo largo del día, podemos observar que el Sol describe un arco, llegando al punto más alto sobre el horizonte en horas cercanas al mediodía. La altura del Sol en esas horas será diferente a lo largo del año según lo veremos más adelante. Si nosotros sabemos ubicar uno de los puntos cardinales, por ejemplo el Este, por la salida del Sol, podremos ubicar al resto de un modo fácil. Para ello, apuntamos con nuestra mano derecha al Este, extendemos los brazos y nuestro brazo izquierdo quedará apuntando hacia el Oeste, nuestros ojos mirarán al Norte y a nuestra espalda estará el Sur. De este modo, ya nos podemos ubicar en un lugar y saber los puntos cardinales. Podríamos comprobarlo con una brújula o un GPS, que es un instrumento de posicionamiento global. También, es posible ubicar los puntos cardinales en la noche. Por ejemplo, si estamos en el Hemisferio Sur, podemos usar la conocida Cruz del Sur. El brazo mayor de esa cruz indica la dirección al Polo Sur, por lo tanto, el Norte estará en la dirección contraria.

 

OTRAS NOTICIAS QUE PUEDEN INTERESARTE